Destinos sorprendentes para celebrar las fiestas

Ocurre una única vez al año y, justamente por eso, por tratarse de ocasiones tan especiales que van a tardar en repetirse, decidirse por un destino distinto, especial y entrañable para pasar las fiestas, tanto Navidad como Nochevieja, es una de las decisiones que debemos tomar tras mucha reflexión.

No hay porqué conformarse con cualquier plan poco atractivo, y a través de estas líneas te mostraremos cómo hay un amplio abanico de destinos sorprendentes para celebrar las fiestas, todos ellos destinos navideños diferentes, nada convencionales ni típicos, que seguro que serán perfectos para salir de la rutina y vivir unos días ilusionantes e irrepetibles.

Dónde viajar en Navidad

No lo dudes y atrévete a viajar por el mundo dando un paseo fuera de nuestras fronteras, experimentando en primera persona lo que se siente al participar de las tradiciones propias de cada lugar:

Copacabana, Brasil

Sólo con nombrar este famoso barrio de Río de Janeiro ya resuenan en la cabeza los ritmos brasileños. Y eso que durante la Navidad, aunque las temperaturas son altas, pues se encuentran en verano, la decoración navideña no falta.

Eso sí, los festejos se viven de otra forma: al caer la noche la música, la danza y el colorido de la fiesta hacen acto de presencia, como no podía ser de otro modo.

Y uno de sus atractivos principales es, sin duda, el fabuloso alumbrado que se puede admirar durante estos días: el que se exhibe en la zona central del municipio y el que forma parte del concurso por barriadas “Encendamos la Alegría”.

Tlalpujahua, México

En esta localidad perteneciente al estado de Michoacán no faltan las razones para disfrutar de la Navidad a tope.

Tlalpujahua es uno de los grandes productores de esferas artesanales, de esas tan brillantes con las que solemos vestir de gala nuestro árbol de Navidad.

Quizá esa sea una de las razones por las que es considerado un pueblo mágico en el que la Navidad está presente los 365 días del año.

Si eres amante de esta época del año, seguro que ya tienes claro dónde viajar en Navidad.

Takayama, Japón

Su ubicación entre montañas convierte a esta ciudad nipona en la localización ideal para muchos turistas ávidos de contacto con un Japón tradicional.

Takayama se encuentra al pie de los llamados Alpes japoneses, las montañas más altas del país.

En invierno su paisaje se transforma por completo cubierto de nieve, algo que lo hace todavía más idílico, especialmente si decidimos disfrutar de una de las actividades propias de la cultura nipona que nos permite el lugar: los baños tradicionales, conocidos como onsen, en las aguas termales de origen volcánico.

Además hay diversas fábricas de la bebida nacional, el sake, por lo que hacer una visita a alguna de ellas y conocer más de cerca su elaboración es otra propuesta que debería entrar en los planes de cualquier visitante.

Sugerencias para pasar un fin de año diferente

fin de año original
Sugerencias para pasar un fin de año diferente

Otro de los días grandes de estas festividades es Nochevieja. El último día del año se convierte en una ocasión perfecta para realizar planes atrevidos y memorables. Y en ellos cabe, por supuesto, optar por dejarse tentar por los mejores destinos para pasar Nochevieja:

Copenhague, Dinamarca

La conocida estatua de bronce de La Sirenita que se sitúa en la bahía de la ciudad costera, junto al resto de habitantes, se encarga de recibir el año nuevo de una manera muy peculiar.

Y es que una de las tradiciones más arraigadas de los daneses es romper la vajilla que han utilizado para servir la cena plato a plato en la puerta de la casa del vecino o de los seres queridos. De esta forma tan llamativa y estruendosa, además de un tanto sorprendente, se simbolizaba el cariño y los buenos augurios que se tenían hacia las personas que vivían allí. Cuantos más trozos de cerámica hubiera delante de la puerta, más suerte tendrían esas personas.

Edimburgo, Escocia

En la capital de esta nación del Reino Unido el 30 de diciembre se celebra el concurrido Desfile de Antorchas, un acontecimiento muy especial que se basa en tradiciones vikingas.

A partir de las 19:00 de ese día, prácticamente toda la ciudad sale en marcha portando antorchas hasta el final de un recorrido que termina con un estupendo fin de fiesta en el que destacan los fuegos artificiales.

Esta procesión forma parte del Hogmanay, el fin de año escocés, un fin de año original lleno de actividades al aire libre, mucho simbolismo y una gastronomía rica que se elabora a propósito para degustarla estos días tan especiales.

El Nido, Filipinas

Un auténtico paraíso es lo que esconde este rincón del país asiático en donde sus playas prácticamente vírgenes de aguas cristalinas rezuman paz, tranquilidad e invitan a empezar el año siguiendo una de las supersticiones filipinas: vistiendo con un estampado de lunares, al más puro estilo castizo.